¿Es verdad que.. la fruta madura engorda más que la fruta inmadura?

16 Junio 2020, 11:32 am
Publicado en Escrito
Visto 1202 veces

Son muchas las veces en las que me han preguntado si la fruta madura engorda más que la fruta verde o inmadura y también son muchas las veces en las que he respondido lo mismo. NO (aunque en estos temas no me gusta responder con rotundidad…).
Vayamos por pasos. Un plátano inmaduro o un plátano maduro contienen la misma cantidad de calorías. Como suelo decir, ambos están “cerrados”, nada ni nadie los abre y les añade o les quita calorías.
La fruta inmadura tiene su energía almacenada en modo de almidón, del que se va liberando azúcar a medida que avanza la maduración, debido al proceso de hidrólisis, por el que el almidón se rompe en azúcares simples como sacarosa, fructosa o glucosa. A diferencia del almidón, estos azúcares simples otorgan a la fruta un sabor dulce, aunque su aporte calórico sigue siendo el mismo que al principio.
Aunque la fruta madura tenga un sabor más dulce no contiene más calorías, simplemente las tiene almacenadas de una manera diferente, y este cambio de la forma de almacenamiento cambia sus características organolépticas, es decir, sabor, textura y aroma.

Poder edulcorante de los azúcares:
Fructosa > sacarosa > glucosa > galactosa > lactosa

Además, estos azúcares simples, son de fácil digestión y rápida absorción, se puede decir que están prácticamente listos para ser utilizados por el metabolismo de nuestras células.

Volviendo a la pregunta inicial, he comentado que no me suele gustar responder de manera rotunda a este tipo de preguntas y, aunque mi respuesta a la pregunta sigue siendo “no”, voy a matizar un poco y a darle una vuelta a la pregunta.

Si la pregunta fuese “¿tiene más calorías la fruta madura que la inmadura?”, la respuesta seguiría siendo “no”. Sin embargo, si la pregunta fuese “¿la fruta madura hace que engordemos más?”, respondería “técnicamente no, pero veamos”.

Como ya lo hemos averiguado, la fruta madura tiene los azúcares listos para que nuestras células puedan utilizarlos como fuente de energía. Sin embargo, si ingerimos frutas inmaduras, con alto contenido de almidón, nuestro cuerpo deberá hidrolizar ese almidón para romperlo y conseguir extraer la energía contenida en él. Esta degradación del almidón, como cualquier otro proceso metabólico, supone un trabajo por parte de nuestro cuerpo, lo que significa que para poder realizarlo debemos gastar algo de energía. Técnicamente, a nosotros nos resulta más caro energéticamente, ya que tenemos que gastar calorías almacenadas en nuestro cuerpo para poder extraer y aprovechar las calorías contenidas en el almidón. Así que, si tenemos en cuenta todo el proceso de asimilación de los azúcares de la fruta, técnicamente comer fruta madura supone un balance final de más calorías acumuladas.

Pero, ¡ojo! No nos quedemos con la idea de que la fruta madura engorda, ¡ni mucho menos! Cualquier alimento que ingerimos es una fuente de calorías, pero en el caso de la fruta (y todos los vegetales) estas calorías, totalmente necesarias para que nuestro cuerpo funcione, van acompañadas de infinidad de otros nutrientes, como vitaminas y minerales, totalmente necesarios para nuestro cuerpo. Recordemos, la fruta es un alimento muy beneficioso para mantener una buena salud.